miércoles, 11 de septiembre de 2019

Peracense 2019




Este fue el cartel que anunciaba el nuevo encuentro de recreación del castillo de Peracense.
Como siempre lo pasamos estupendamente y la verdad después de XIII ediciones, seguimos innovando y seguimos divirtiéndonos.
La sorpresa fue mayúscula, cuando Manuel, el alcalde de Peracense, invitó a la Asociación Fidelis Regi a ser la pregonera de las fiesta de este año. Es un gran honor para nosotros, que ya somos peracensinos de adopción y de ninguna de las maneras podíamos faltar a esa cita.
 
Os dejo a continuación una foto de aquella tarde y el discurso que pronunciamos mi hermano Rafa y yo desde el balcón del ayuntamiento.
 
 


PREGON FIESTAS SAN GINES PERACENSE 2019

 

  Buenas tardes a todos/as, lo primero, agradeceros de manera muy especial, el honor de estar con vosotros en esta tarde con motivo del pregón de las fiestas. Daros también las gracias, por haber abierto las puertas de vuestras casas y de vuestro castillo a Fidelis Regi y a todos los grupos de recreación, que nos han acompañado durante estos 14 años.

   Agradecer a Ramiro su voto de confianza, por como escuchó a unas personas contarle sus sueños y permitir que se hicieran realidad, sólo nos puso una condición: continuidad. Gracias a Manuel, que siguió creyendo en nosotros, y en su pueblo, que nos apoya y nos ayuda cada año, permitiendo que el sueño reviva en cada nueva edición; y gracias a Jesús y a Acrotera, con su presencia el sueño se vuelve real, cercano. Y gracias a todas las personas que les ayudan y trabajan con ellos, y a toda la corporación municipal y diputación que hace que sea posible.

  Han sido 14 años, durante los cuales más de 1000 recreadores, de diferentes partes de la geografía española y también de Portugal, han visitado el castillo roquero. Un ejemplo el yunque que ha viajado varias veces desde Tarifa a estos lares y que introducíamos en el castillo en unas andas, lo que pasó a convertirse en la procesión de la santa fragua.   Estas personas han compartido vuestra historia y se la han mostrado al público con la mejor de las intenciones y con el mayor esfuerzo posible, esperando ser lo más fiel y respetuoso con Peracense y su castillo.

  Ha sido un tiempo en el que Peracense ha aportado al mundo de la recreación histórica una forma de hacer las cosas como nunca se había hecho antes, que se ha extendido a esta afición en todos los eventos nacionales, como por ejemplo las normas de vestimenta y armamento conocida como “Guía de Peracense” o “Codex Peracensis”, que supuso una novedad y un cambio.

  Sobre todo, han sido las historias y hechos, acaecidos en estos 14 años, entre los muros del castillo, los que han hecho que el nombre de Peracense, se haya hecho cotidiano en nuestras tertulias, como referente de calidad y buen hacer.

 En cada encuentro hemos retrocedido 800 años atrás, invitando al visitante a hacer este viaje con nosotros, indiferente a su lugar de origen, ya fuera de Tenerife o Cadiz, de Madrid o de Barcelona, de Bilbao o Sevilla, de Japón o de Bélgica, se ha convertido en un ciudadano más de la villa de Peracense, y ha compartido con nosotros la experiencia de vivir la historia, una historia que es de todos y no solo de unos pocos.

  Es esta historia la que, en este tiempo, se ha ido convirtiendo en cientos de pequeñas de historias, y son éstas las que nos hacen recordar que cada año hemos luchado por el pueblo de Peracense, hemos defendido a la Virgen de la Villeta, hemos depuesto y apresado al tenente que no ha sabido regir sus tierras, hemos defendido las murallas de asaltantes de otros reinos, hemos conspirado para liberar al rey Jaime, sometido al tenente a ordalía, oído cánticos y sonar de laudes y flautas, salimos a cazar y recuperamos una cabra, hemos forjado el acero, acuñado moneda, cosido telas, tallado madera, hemos presenciado al amor más puro con una petición de mano, hemos contemplado el cielo más claro y también el más oscuro, acordaros de aquella tormenta, donde tuvisteis la amabilidad de acogernos en el pabellón. Cada año nos hemos sentido privilegiados de tener a  los astros nocturnos como bóveda fulgurante de nuestros cantares y gestas, y también nos han hecho sentir los seres más pequeños del universo.

   Pero también son vuestras historias, la que cada año nos regaláis, como aquella de los heridos que llegaban del frente para descansar y recuperarse en vuestras casas, o la de aquel niño que jugaba en el derruido castillo haciendo rodar las piedras por las laderas, o la emoción del anciano al recordar cómo, con su esfuerzo y sudor, trabajó levantando la fortaleza tal y como la conocemos actualmente.

  Y todo eso aquí, en Peracense, en vuestro castillo rojo, que con vuestro permiso consideramos ya una parte de nosotros. Pues a todos y cada uno de los participantes que cada año vienen hasta aquí, ya tiene grabado para siempre en su mente y corazón el nombre de Peracense y su castillo.

 

 Y ya para acabar, y como cada año, en el acto principal del evento reclamamos al público que nos ayude al grito de “Gentes de Peracense”, que se una a nosotros como gentes de esta población para dar vivas a la Virgen y al pueblo, y así, hoy, a vosotros, a las autenticas gentes de Peracense, os decimos:

 

 Gentes de Peracense!!!!!

 Gentes de Peracense!!!!

 Comer, bebed, bailar y disfrutar, ser felices, vuestro castillo rojo así os los reclama!!

 

  VIVA SAN GINES

   VIVA LA VIRGEN DE LA VILLETA

   VIVA PERACENSE.

 

lunes, 4 de junio de 2018

Cartel Encuentro de Peracense 2018



XII Encuentro de recreación medieval Castillo de Peracense 2.018.

 El castillo de Peracense, ha dejado de ser una tenencia, para pasar a depender de la comunidad de Daroca y la gestión directa del Justicia del Rey.
La ceca ilegal descubierta el año pasado, hizo caer en desgracia a la casa de Antillón, quien ha tenido que responder ante la justicia Real, siendo destituido de sus posesiones y recluido en una oscura y húmeda celda.
Decía Santiago apóstol, que la fe sin obras está muerta. El mismo día de su festividad, nos han llegado las nuevas de que, en el alma de Simón de Monfort, había tal afán de exterminio, que descuidó su seguridad. Cantaban las cigarras a sacrificio aquella mañana y el sol ardía en el cielo. Rojo de ira, subió a un mangual de recia madera y ordenó que lo aproximaran más a las murallas de Tolosa. Mientras increpaba a los peones su lentitud, una piedra lanzada desde las murallas, le quebró el cráneo y lo mató. Había sido una pedrera servida por las mujeres de la ciudad. Tras conocerse el suceso muchos gritos fueron los que se elevaron al cielo, proclamando exultantes que nuestro señor Pedro estaba vengado. Para los habitantes de la tierra de Oc, Monfort había sido un cuervo, para Roma un águila y su brazo ejecutor. La noticia de su muerte, fue como la llamada al juicio final, entre los vasallos medrosos cundió la zozobra y se desató en temor de que el Papa Honorio enviase a los cruzados contra Aragón y Cataluña. Los cobardes inculparon al procurador don Sancho de Haberlos comprometidos. Hasta el castillo roquero, llegarán las confabulaciones de los nobles desleales y las ambiciones de reyes y Papas. Un Jaime I de diez años, aún tendrá que pasar por duras pruebas para mantener su reinado.

miércoles, 17 de enero de 2018

Invitación Bodas de Isabel 2018



Ella espera. solo el cierzo ha llegado primero. Ese viento que baja desde el norte cortando la claridad del día en finísimas laminas. El cierzo se entromete y mueve con la fuerza de dos pasos la vida cotidiana, la cambia de lugar, inclina la mirada y mueve los sentidos, apenas los árboles aguantan la embestida, lienzos de muralla que resisten en sus grietas, hablando con susurros repetidos de fantasmas. Ella se refugia en su larga capa de fieltro rojo, una bufanda de armiños ondea elegante, prolongación perfecta de su cuello. Ella mantiene la mirada entre las lagrimas del frío, fija en la ligera cuesta que sube desde la puerta de Daroca. Espera, junto a su sombra, que también resiste la cierzada. Espera y recuerda el abrazo que le falta, los besos que son huellas, el silencio de entenderse con los gestos. Espera y recuerda. Espera porque sabe que vendrá. El amor y su promesa es lo único que les queda. Mira la torre. Y sabe que está y sonríe.
 
Un año más Fidelis Regi y la Fundación de las Bodas, os invitan a vivir en primera persona, la hermosa y a la vez trágica historia de estos dos jóvenes enamorados. Teruel y toda su gente se echa a la calle, un año más, para celebrar y recordar aquellos hechos legendarios.
Montaremos campamento en el parque de los Fueros, participaremos en las diferentes actividades y desfiles, entrada de Diego, entierro y demás y disfrutaremos del bullicio de lo esponsales más famosos del Teruel medieval. Tendréis leña y sitio para cocinar y un pabellón para poder dormir calentitos, además de participar en las diferentes actividades que tenemos programadas.
Para comunicar vuestra participación podéis hacerlo directamente en el perfil de Kruelus ET, o bien por el correo fundacionbodascampamento@gmail.com
Debido a la tardanza en publicar esta invitación os rogaríamos, la mayor de las premuras en contestar, para que los días 16, 17 y 18 de febrero podamos compartir las andanzas de Isabel y Diego.
Esta introducción a la convocatoria para el campamento del parque de los Fueros se basa en el poema de David Mayor, titulado: La Torre del Trovador y publicado recientemente en el libro: Amantes. 88 poetas aragoneses.

martes, 25 de julio de 2017

Peracense 2017


jueves, 9 de febrero de 2017

miércoles, 18 de enero de 2017

CARTEL BODAS ISABEL DE SEGURA 2.017



Este es el precioso cartel de las Bodas del 2017. Obra del grandísimo pintor turolense Agustín Alegre. Fijaros bien, porque lo vamos a ver en algún sitio más.

martes, 21 de junio de 2016

Cartel X encuentro Castillo de Peracense.

Traemos por aquí, el cartel de esta X edición del encuentro de recreación histórica medieval, del Castillo de Peracense. Diez años seguidos dando vida a este castillo, disfrutando de esta afición de la recreación histórica.
Os esperamos a todos visitantes y participantes. De nuevo rescataremos un retazo de nuestra historia y haremos tangible nuestra memoria.